5 ingredientes necesarios en una relación de pareja

fotonoticia 20160526100232 660

por HacerFamilia.com

Hoy en día todos conocemos parejas, amigos, familiares... a las que hemos visto comenzar una relación con mucha ilusión, energía, confianza, entrega... y sin embargo, a los pocos años hemos comprobado como poco a poco todo ese entusiasmo se ha ido convirtiendo en quejas, disgustos, peleas... Posiblemente esto mismo nos haya pasado a nosotros. ¿Qué pasa para que la relación cambie? ¿Acaso no nos queremos? ¿No basta con amor?

Las relaciones de pareja no son sencillas. Al principio todo es maravilloso, la persona con la que estás te hace sentir especial, estás atentos el uno al otro, que no le falte de nada, nuestros esfuerzos van dirigidos a hacer feliz a la persona que tenemos al lado, somos complacientes y no nos supone un esfuerzo ser así. Sin embargo, con el paso del tiempo la relación sufre algunos cambios.

¿En qué se basa una relación de pareja?

Cuando pensamos en una relación de pareja, nos imaginamos dos personas que se llevan bien, que tienen buena comunicación, se divierten juntos, se apoyan en momentos difíciles,  son cómplices, que comparten aficiones, gustos y mucho más, comparten su vida y son felices. Con esta descripción... ¡quien no querría una pareja!

La realidad es que todos llevamos en nuestra mochila varias relaciones fallidas, en las que el amor no ha sido suficiente y  hemos ido aprendiendo que tener una buena relación de pareja y llegar a conseguir la imagen que tenemos de "pareja ideal" es una tarea complicada.

Imaginemos una planta, para vivir necesita agua, luz, tierra, oxígeno y ser cuidada, sin estas condiciones acabará marchitándose. Pues bien, una relación de pareja también necesita ser cuidada, necesita respeto, confianza, comprensión, sacrificio y muchas cosas más, de lo contrario acabará marchitándose, igual que la planta.

 Fases en una relación de pareja

Las relaciones de pareja atraviesan varias fases, en el transcurso de estas fases pueden ir surgiendo muchos problemas. Conocer las diferentes etapas nos puede ayudar a identificar los problemas y darles solución.

  • Fase de enamoramiento. En esta etapa experimentamos emociones muy positivas de gran intensidad hacia la otra persona, somos impulsivos, lo damos todo por la otra persona sin importar lo que recibimos a cambio. La pasión y el romanticismo están muy presentes.
  • Adaptación. Aumenta el nivel de confianza, la pasión y el romanticismo continúan. Ambos miembros de la pareja se sienten seguros y confían en el otro. Vamos mostrándonos tal como somos y aparece una diferenciación entre yo como individuo y nosotros como pareja.
  • Convivencia. Tras el periodo de conocimiento se decide dar un paso más, se hacen planes de futuro, comienza la convivencia y la construcción de un futuro en común. En esta etapa pueden aparecer los primeros conflictos serios, la rutina lo que hace necesario buscar acuerdos y negociar.
  • Adaptación. En esta etapa conocemos perfectamente a la persona que tenemos delante, puede que hayamos resuelto infinidad de contratiempos y nuestra relación salga fortalecida o que aparezca la ruptura. En esta etapa  existen diferentes cambios como independencia de los hijos, jubilación... y se convierte en un momento de reencuentro con nuestra pareja.

5 ingredientes necesarios en una relación de pareja

Ya hemos visto que mantener una relación de pareja es complicado, muchos de los problemas que aparecen cuando compartimos nuestra vida con alguien vienen causados por una mala e incluso nula comunicación, por faltas de respeto, por no respetar el espacio del otro y un sinfín de situaciones más.

Para que una relación de pareja funcione es necesario que tenga diferentes ingredientes, algunos de estos son;

1.   Reciprocidad. En todas las relaciones, incluso las de pareja tiene que existir un intercambio en el que las dos partes salgan ganando, en el momento en el que una de las partes siente que da más que recibe surgen los problemas. Cuida los pequeños detalles.

2.   Respeto. Es la base de una relación sana. la pareja es como un equipo, donde los dos comparten un mismo objetivo y luchan juntos por conseguirlo. La ayuda, la cooperación  y la comprensión son signos de respeto por nuestra pareja.

3.   Comunicación. A través de esta transmitimos lo que pensamos, negociamos, mostramos sentimientos, emociones... paraqué exista una buena comunicación en la pareja hay que ser capaces de expresar con tranquilidad y escuchar activamente. Solo por medio de una comunicación clara y precisa la pareja puede realizar con eficacia la solución de problemas y proporcionarse mutuamente apoyo e intimidad.

4.   Flexibilidad. En las relaciones de pareja aparecen muchas situaciones en las que necesitamos negociar, un requisito para negociar es ser flexible, saber ceder, no siempre voy  a tener la razón y no siempre me voy  a salir con la mía, si esto pasa probablemente la relación se vaya desgastando.

5.   Confianza. Es un pilar básico en cualquier relación, si no confío en la otra persona no puedo dejarla ser libre, que se desarrolle, pues siempre estaré dudando de sus actos y cuestionando sus palabras. En una relación cada uno ha de tener su espacio y la confianza es el requisito que lo hace posible.